Somos un Mercao Social en pleno centro de Sevilla. ¿Y esto qué quiere decir? Pues que tratamos de acercar a los consumidores productos y servicios que sean locales, artesanos, ecológicos o de comercio justo.

¿Y por qué? El consumo local nos permite conocer a la persona que elabora o cultiva aquello que comemos, usamos o llevamos. Sabemos de donde viene y cómo se hace y es más fácil controlar la calidad de lo que compramos. Comprar y producir localmente implementa responsabilidad. La distancia reduce la responsabilidad. Además supone beneficios para el medioambiente al reducir el transporte de las mercancías. Y por si fuera poco, crea economía local y da vida a nuestros barrios.
Los alimentos que vendemos han sido cultivados sin químicos ni organismos genéticamente modificados. Son ecológicos.

Con aquellos productos que no podemos conseguir de proximidad (café, cacao…) buscamos alternativas de comercio justo, es decir, que los trabajadores que intervengan en su producción tengan un sueldo y unas condiciones de trabajo dignas.